Coolsculpting

Es un procedimiento aprobado por la FDA y la Comunidad Europea para la reducción de grasa corporal. El innovador sistema utiliza un método patentado llamado Criolipólisis™, que consiste en un enfriamiento controlado para eliminar la grasa. Diseñado únicamente para destruir las células grasas de manera ambulatoria y de rápida recuperación.

Este procedimiento no quirúrgico puede resultar el más adecuado para los pacientes que sólo necesitan reducir una cantidad mínima de grasa.

Consulta ya pidiendo una entrevista sin cargo con nuestro equipo médico, que te aconsejará a decidir lo mejor para tu estética personal sin descuidar tu salud.